Nº 36 // Indicadores del abuso sexual infantil II

Los signos se denominan indicadores y pueden ser físicos o psicológicos. A su vez cada uno de ellos puede tener un carácter específico (es decir, se provoca por el abuso sexual infantil) o inespecífico (puede deberse a otras causas).

Físicos Inespecíficos. Pueden relacionarse con el abuso o con otra causa.

– Enfermedades psicosomáticas. Se entiende por ellas a los síntomas clínicos sin sustento orgánico que se precipitan tras periodos de estrés.
– Dolores abdominales recurrentes.
– Trastornos en la alimentación sin que pueda explicarse su causa (bulimia, anorexia nerviosa, obesidad, etc.).
– Enuresis (orinarse en la cama).
– Encopresis (incontinencia fecal que puede ocurrir en cualquier momento y lugar).
– Dificultades para sentarse, caminar o realizar algunos movimientos básicos durante las actividades normales o en clases de gimnasia.
– Repentina caída del cabello, lo cual suele ocurrir tras un episodio de estrés postraumático.
– Quejas por dolor en la parte baja del vientre o picazón en la zona vaginal o anal.
– Retrocesos en el comportamiento, como chuparse el dedo, hablar como bebé, no tener control de esfínteres, etc.